Ciclo Creativo y productivo

OFICIO TEXTIL REGENERATIVO

Práctica heredada de cuidado y afecto con el territorio

Entender las prácticas artesanales desde su capacidad regenerativa implica recordar maneras antiguas de habitar, acercarse a formas recíprocas de vincularse e integrarlas al presente para revitalizarlas. También significa valorar y respetar estas prácticas de re-existencia -como el tejido y su profundidad espiritual- reconociendo a las cultoras y los cultores del oficio, para que sigan sosteniendo su hacer y se mantenga esta sabiduría ancestral. Un modo de ser y estar que, sobre todo en manos de mujeres, nos enseña la habitabilidad desde el cuidado y el respeto con el territorio.

Tejido y territorio, dos palabras que convocan a un espacio-tiempo, que evocan texturas, olores, colores, ritmos y ciclos. Es así que el oficio textil nos invita a un orden y un movimiento, mientras transmite persistencia, resistencia y flexibilidad. En este entramado de intercambios, queremos desarrollar nuestro hacer y sentir textil ubicando la vida al centro, para cohabitar armónicamente con creatividad y al resguardo de la memoria territorial.

Concebimos los oficios como un profundo acto de resistencia. Ellos, arraigados en esencia a la tierra, donde las manos y la humanidad dialogan en silencio con la vida, nos hablan del lugar que han cultivado las abuelas de manera invisible; un otro tiempo ajeno a las frenéticas formas industriales y extractivistas. Al revitalizarlos, asumimos el desafío de gestar colectivamente economías creativas capaces de observar, aprender e imitar la organización colaborativa que nos propone la naturaleza.

Les invitamos a conocer este recorrido realizado como Red Colaborativa de la Lana durante la primavera y el verano del 2021. Un viaje de retorno hacia reconocernos parte de la ciclicidad y la memoria de la Tierra.

¡SOMOS EL TEJIDO CREATIVO Y REGENERATIVO DEL TERRITORIO!

Escríbenos

red.colaborativa.rb@gmail.com